domingo, 21 de junio de 2009

Uno de cada tres jóvenes, borrachos en el último mes

Casi uno de cada cuatro jóvenes reconoce haberse emborrachado en los últimos cuatro días, pero si se amplía esta franja de tiempo a un mes, el porcentaje aumenta a un 33%.

Menos rayas, pero muchas más borracheras. Los adolescentes españoles consumen menos cocaína pero recurren cada vez más al abuso del alcohol. No son más los que beben, pero los que lo hacen llegan más habitualmente al estado de embriaguez total. Y es que uno de cada tres escolares asegura haberse emborrachado en el último mes. El cannabis, la droga ilegal más consumida por los escolares de 14 a 18 años, continúa siéndolo, pero su consumo no aumenta.



España ha importado el modelo británico de consumo de alcohol

La cocaína sigue siendo la segunda sustancia ilegal más consumida, según la Encuesta estatal sobre uso de drogas en enseñanzas secundarias. Un 5,1% de los chavales ha probado esta droga alguna vez, frente al 5,7% de 2006. Las drogas legales se estabilizan, pero no logran disminuir. El 81,2% de los escolares españoles asegura haber consumido alcohol alguna vez. Una sustancia en la que se suelen iniciar a los 13,3 años.

La muestra, que retrata el comportamiento de 30.183 estudiantes de 784 centros educativos, revela además que el 44,6% ha consumido tabaco alguna vez y el 35,2% cannabis. En estas sustancias son muchos los que prueban y repiten. El 58,5% de los jóvenes bebe alcohol de manera habitual (en los últimos 30 días), el 32,4% fuma (cabe señalar que en la actualidad son ellas las que fuman más a diario) y el 20,1% consume cannabis. La sustancia de la que más se abusa es el alcohol. Casi la tercera parte de los estudiantes (el 29%) se ha emborrachado alguna vez en el último mes. Además, entre los escolares que aseguraron haber bebido en los últimos días (el 58,5% de los jóvenes), prácticamente la mitad (el 49,6%) se ha emborrachado.

Se ha importado a España entre los jóvenes un modelo de consumo de alcohol más similar al británico. Algo que preocupa a los expertos. Los adolescentes que confesaron haberse cogido una gran borrachera el fin de semana ha aumentado seis puntos con respecto a la encuesta de hace dos años. Además, de las borracheras, el atracón de alcohol -consumo de cinco o más copas en una sola ocasión- se ha asentado en España. Los escolares que reconocieron haberse dado un atracón de alcohol más de cuatro días en el último mes son casi un 24% de los bebedores.

"Los jóvenes han adoptado una filosofía de colocarse lo más rápido y barato posible", asegura Ignacio Calderón, director general de la Fundación de Ayuda Contra la Drogadicción (FAD). Además, este consumo de alcohol está muy asociado al ocio y al fin de semana. "Está vinculado a la diversión", dijo la delegada del Plan Nacional de Drogas. Beber no los convierte en adultos, lo saben; sin embargo, por «curiosidad» primero y por «imitación» después, algunos adolescentes empiezan a consumir licores muy pronto. Según la última Encuesta Estatal sobre Uso de Drogas, más de medio millón de jóvenes se dan un atracón de alcohol todos los fines de semana. «Vivimos en una sociedad y somos una pieza más de este mecanismo que no podemos parar», comenta Julián, con una birra en la mano, un cigarrillo detrás de la oreja.

En el último mes, un 1,6% de la población entre 15 y 64 años tomó cocaína, la tasa más alta del viejo continente. En todas las demás tasas acerca del consumo de esta droga España ocupa el primer o el segundo puesto. Llama la atención, especialmente, que un 4% de los adolescentes entre 15 y 16 años de nuestro país haya tomado alguna vez esta sustancia, el doble que en la mayor parte de los países y sólo superado por el Reino Unido (5%), aunque encuestas recientes muestran un descenso en el consume de los menores de 17 a 18 años.

El cannabis es la droga ilegal de inicio más temprano, al situarse en los 14,6 años, y es la más extendida entre los estudiantes, ya que uno de cada cinco reconoce que la ha fumado en los últimos treinta días. Un 35,2 por ciento manifiesta que la ha probado, frente al 36,2 por ciento de 2006.

El sondeo arroja el dato positivo de que ha aumentado casi un año la edad del inicio de consumo diario de tabaco (15,1 frente a 14,2 en 2006) y de la ingesta semanal de alcohol (15,6 años frente a 15). La Encuesta Escolar confirma la bajada paulatina del recurso a sustancias como el éxtasis, las anfetaminas y los alucinógenos, con las prevalencias más bajas desde 1994, de modo que en el último mes han sido utilizadas sólo por el 1% de los escolares.

El empleo de heroína sigue siendo bajo y sólo un 0,9 por ciento de los jóvenes declara haberla probado alguna vez en su vida.

Fuente: Elaboración propia, elmundo.es, elpais.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada