domingo, 14 de junio de 2009

Sobre dedos y testosterona...

Dividiendo la longitud del dedo índice entre la longitud del dedo anular se puede determinar de manera indirecta el nivel de testosterona y estrógeno de una persona.

Los flujos hormonales durante la etapa fetal, y sobre todo la cantidad de testosterona a la que se está expuesto, se reflejan en ese "cociente digital" resultante de la relación entre el tamaño del anular y el índice. A más exposición de testosterona por parte del feto, dedo anular más largo. Si el feto está menos expuesto a la testosterona, el índice y el anular suelen estar igualados. Esto afecta a los dos sexos, por lo general el cociente digital de las mujeres es de uno o mayor que uno: ambos dedos tienden a estar igualados. En el caso de los varones el valor de la relación suele ser inferior a 1, y es especialmente notable si es inferior a 0.9, asi que la próxima vez que se cuestione su poca suerte con el sexo opuesto ó por su poca habilidad en los deportes, culpe a su dedo anular.



Respecto a las mujeres, el dedo índice más corto igual que el anular significa haber estado expuesta a más testosterona en la etapa fetal, haciendo que sea menos femenina.

Otras conclusiones del estudio son las siguientes...


[] El dedo anular crece más en los hombres cuanto mayor sea la cantidad de testosterona a la que se está expuesto en el útero. Y esto hace que se sea, de alguna manera, menos femenino. Las mujeres con el dedo anular largo se sienten atraídas, cuando existe un alto riesgo de embarazo, por hombres masculinos, hombres de barbilla cuadrada y prominente. No es más que una búsqueda de hombres con buenos genes. En cambio, las mujeres más femeninas, con el anular netamente más corto, van en la dirección contraria: cuando hay un alto riesgo de embarazo, buscan hombres más amables, más cariñosos.

[] Las mujeres que han estado expuestas a más altos niveles de testosterona tienen un cociente digital típicamente masculino: un anular más largo. Estas mujeres tienden a preferir a hombres muy masculinos. Quieren hombres masculinos tanto para los encuentros esporádicos como para los más duraderos, y cuando existe un alto riesgo de embarazo todavía se decantan más por hombres muy masculinos. De modo que las mujeres, que hasta cierto punto se han masculinizado a causa de la testosterona en el útero, muestran estas preferencias durante toda la vida. Por el contrario, las mujeres que tienen un cociente digital más femenino pueden preferir hombres masculinos para relaciones cortas, pero cuando se proponen una relación más duradera, o cuando hay un alto riesgo de embarazo, prefieren a un hombre más lánguido, más amable: no el típico macho, sino alguien que esté más cerca del tipo medio.

[] Existen cada vez más pruebas de que este cociente digital está relacionado con factores como el recuento de esperma, por ejemplo en los hombres que tienen un anular más largo (un cociente digital más pequeño), el recuento de esperma es mayor. También está relacionado con la capacidad atlética: especialmente de los corredores; casi se puede predecir quién ganará una carrera observando el cociente digital. Se ha comprobado en un programa de la BBC: un investigador que sabía interpretar el cociente digital fue capaz de señalar, antes de empezar, quién iba a ganar una carrera. De manera que el crecimiento de este cociente digital guarda relación con muchas características masculinas.

También, investigaciones anteriores han demostrado una relación aparente entre esta proporción entre los dedos y varias características, como la fertilidad, la habilidad numérica, la orientación sexual, y la habilidad para los deportes.

La ciencia atribuye a la testosterona los siguientes efectos:

* Aumenta la libido o deseo sexual.
* Incremento de la masa muscular
* Engrosamiento de la piel.
* Producción de una voz grave permanente.
* Relación determinada genéticamente con la aparición de calvicie en el hombre.
* Comportamiento más agresivo
* Mayor vigor físico y muscular.
* Tendencia a la competitividad

La testosterona es la razón por la que los hombres poseen más masa muscular que las mujeres, ya que los dos sexos tienen cantidades diferentes de esta hormona. Más específicamente, el cuerpo masculino adulto producirá entre 2.5 y 11 Mg. de testosterona por día, mientras que el femenino solo produce aproximadamente 0.25 Mg. por día. La hormona sexual dominante para la mujer es realmente el estrógeno, la cual tiene un efecto significativamente diferente en el cuerpo. Entre otras cosas, un nivel de andrógeno más bajo y uno de estrógeno alto le ocasionaran a la mujeres acumular mas grasa corporal, menos tejido muscular, tener una estatura mas baja y ser más propensas a debilitamiento de los huesos con la edad (osteoporosis).




Fuente: http://mpcdigital.net/blog/las-manos-y-el-sexo/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada