jueves, 25 de junio de 2009

Los fototipos cutáneos

Existe una amplia variedad de pieles, con características étnicas propias que implican unos mecanismos de reacción muy diferentes frente a las agresiones externas. Cada tipo de piel, requiere unos cuidados cosméticos y una protección diferentes.

El fototipo hace mención al conjunto de características que determinan si una piel se broncea o no con la exposición al sol, y el grado en que lo hace. Para ello los especialistas recomiendan observar el color de piel de las partes del cuerpo que normalmente no están expuestas al sol, detrás de la rodilla o el antebrazo. Hay diferentes formas para clasificar los fototipos cutáneos. La clasificación que se considera más adecuada para identificar los diferentes fototipos cutáneos es la realizada por el prestigioso dermatólogo norteamericano Dr. Fitzpatrick, y es la que exponemos a continuación:



- Fototipo I:
Altamente foto-sensible, individuos de piel muy clara, con frecuencia pelirrojos, ojos azules, con pecas en la piel. Su piel, habitualmente no expuesta al sol, es blanco lechosa.
Son individuos que, sin la protección adecuada al exponerse periodos prolongados al sol, presentan intensas quemaduras solares, prácticamente no se pigmentan nunca y se descaman de forma ostensible. Es muy difícil que logren broncearse, pues más bien se queman y la piel se les pone roja. Deben extremar las precauciones ante el sol, por lo que se les recomienda un producto de pantalla total.

- Fototipo II:
Muy sensibles al sol, individuos de piel clara, pelo claro, ojos azules y pecas, cuya piel, no expuesta habitualmente al sol, es blanca. Son personas que se queman fácil e intensamente, se pigmentan ligeramente y se descaman de manera notoria.

- Fototipo III:
Propio de las razas caucásicas, de piel blanca que no está expuesta habitualmente al sol. Los que se encuentran dentro de este grupo son de pelo castaño, piel clara, y a veces les salen pecas cuando están al sol. Se queman moderadamente. Su piel tiende a enrojecerse primero y a broncearse tras los primeros días de exposición.

- Fototipo IV:
Individuos de piel morena o ligeramente morena, pelo y ojos oscuros. Propio de los mediterráneos, mongólicos y orientales. Son individuos que se queman moderada o mínimamente, se pigmentan con bastante facilidad y de forma inmediata al ponerse al sol.

- Fototipo V:
Personas de piel morena amarronada. Propio de amerindios, indostánicos, árabes e hispanos. Se queman raras veces y se pigmentan con facilidad e intensidad, y siempre presentan reacción de pigmentación inmediata. Nunca se queman por el sol y se broncean desde el primer día que se exponen

- Fototipo VI:
Razas negras. No se queman nunca y se pigmentan intensamente. Siempre presentan reacción de pigmentación inmediata.



No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada