domingo, 6 de diciembre de 2009

Un tercio de la energía eléctrica en España ya es de origen renovable

La energía eólica supera por primera vez a la nuclear en España

El pasado mes de noviembre ha supuesto un hito para el sistema energético español. Durante el mes de noviembre, por primera vez en la historia, la energía eólica superó a la nuclear a la hora de abastecer la demanda eléctrica. Los aerogeneradores saciaron un 22,7% de la demanda, frente al 19,5% cubierto por las centrales atómicas, según Red Eléctrica de España.



El hito eólico ha espoleado, a su vez, otro récord histórico. Por primera vez, un tercio de la electricidad generada en España (año 2010) es renovable. Según los datos de Red Eléctrica, la producción de energía eólica a 29 de noviembre representó un 21,2% del total. Este porcentaje, junto a la contribución de las presas hidroeléctricas y las placas solares, hace que el 33% de la producción total sea de origen renovable.



En este punto debemos recordar que las fuentes de energía se pueden dividir en dos grandes subgrupos: permanentes (renovables) y temporales (no renovables).

No renovables

Los combustibles fósiles son recursos no renovables: no podemos reponer lo que gastamos. En algún momento, se acabarán, y tal vez sea necesario disponer de millones de años de evolución similar para contar nuevamente con ellos. Son aquellas cuyas reservas son limitadas y se agotan con el uso. Las principales son la energía nuclear y los combustibles fósiles (el petróleo, el gas natural y el carbón). Los combustibles fósiles se pueden utilizar en forma sólida (carbón), líquida (petróleo) o gaseosa (gas natural). Según los cálculos, el planeta puede suministrar energía durante 40 años más (si sólo se utiliza el petróleo) y más de 200 (si se sigue utilizando el carbón). La energía nuclear es la energía que se libera espontánea o artificialmente en las reacciones nucleares. La principal característica de este tipo de energía es la alta cantidad de energía que puede producirse por unidad de masa de material utilizado en comparación con cualquier otro tipo de energía conocida por el ser humano. El abuso de las energías convencionales actuales hoy día tales como el petróleo la combustión de carbón entre otras acarrean consigo problemas como la contaminación, el aumento de los gases invernadero y la perforación de la capa de ozono.

Renovables

Se denomina energía renovable a la energía que se obtiene de fuentes naturales virtualmente inagotables, unas por la inmensa cantidad de energía que contienen, y otras porque son capaces de regenerarse por medios naturales. La primera ventaja es que no producen gases de efecto invernadero ni otras emisiones, contrariamente a lo que ocurre con los combustibles. Algunas fuentes renovables no emiten dióxido de carbono adicional, salvo los necesarios para su construcción y funcionamiento, y no presentan ningún riesgo suplementario, tales como el riesgo nuclear. Su principal desventaja está en la irregularidad y el almacenamiento. Aunque hay otras como la biomasa, geotérmica o la mareomotriz, el mayor peso lo llevan a energía hidraúlica, la solar y la eólica.



* Hidraúlica : es la que se obtiene del aprovechamiento de las energías cinética y potencial de la corriente de ríos, saltos de agua o mareas. Se trata de una energía renovable y limpia, y de alto rendimiento energético. La gran ventaja de la energía hidráulica es la eliminación de los costos de los combustibles. Como las plantas hidráulicas no queman combustibles, no producen directamente dióxido de carbono. Inconvenientes: la constitución del embalse supone la inundación de importantes extensiones de terreno así como el abandono del pueblo.

* Energía solar: Recogiendo de forma adecuada la radiación solar, esta puede transformarse en otras formas de energía como energía térmica o energía eléctrica utilizando paneles solares. La potencia de la radiación varía según el momento del día, las condiciones atmosféricas que la amortiguan y la latitud. Una importante ventaja de la energía solar es que permite la generación de energía en el mismo lugar de consumo mediante la integración arquitectónica. Según informes de Greenpeace, la energía solar fotovoltaica podría suministrar electricidad a dos tercios de la población mundial en 2030.

Recientemente España se ha convertido en el país del mundo con mayor potencia termosolar instalada al alcanzar en julio de 2010 los 432 megavatios (MW) y, con ello, superar a Estados Unidos, cuya potencia se sitúa en 422 MW.




* Energía eólica: La energía eólica es la energía obtenida de la fuerza del viento, es decir, mediante la utilización de la energía cinética generada por las corrientes de aire. Es una energía limpia y también la menos costosa de producir. La situación actual permite cubrir la demanda de energía en España un 30% debido a la múltiple situación de los parques eólicos sobre el territorio. Desventajas: Debido a la falta de seguridad en la existencia de viento, la energía eólica no puede ser utilizada como única fuente de energía eléctrica. Por lo tanto, para salvar los "valles" en la producción de energía eólica es indispensable un respaldo de las energías convencionales, es necesario suplir las bajadas de tensión eólicas "instantáneamente" (aumentando la producción de las centrales térmicas), pues sino se hace así se producirían, y de hecho se producen apagones generalizados por bajada de tensión. Este problema podría solucionarse mediante dispositivos de almacenamiento de energía eléctrica. Pero la energía eléctrica producida no es almacenable: es instantáneamente consumida o perdida. Uno de los grandes inconvenientes de este tipo de generación, es la dificultad intrínseca de prever la generación con antelación. Dado que los sistemas eléctricos son operados calculando la generación con un día de antelación en vista del consumo previsto, la aleatoriedad del viento plantea serios problemas. Los últimos avances en previsión del viento han mejorado muchísimo la situación, pero sigue siendo un problema. Igualmente, grupos de generación eólica no pueden utilizarse como nudo oscilante de un sistema.

Actualmente España es una potencia mundial en la energía eólica, es el tercer país con más Mw generados y el que mayor ratio per cápita tiene del mundo. Sólo a modo de ejemplo por compararlo con países de nuestro entorno comentar que en 2008 en España se generó tanta energía eólica como la producida en Italia, Reino Unido, Francia, Portugal y Holanda juntas.



Equilibrio energético

Lo ideal es contar con un mix energético, con variedad de origen de las energías para no depender de un único recurso. Cierto es que las energías renovables, pueden contribuir al máximo en este mix y su enorme expansión augura excelentes expectativas (la Agencia Internacional de la Energía afirma que en el 2050 entre el 50 y el 75% de la electricidad tendrá origen renovable y que la principal fuente de generación a nivel mundial será la energía solar fotovoltaica), pero lo cierto es que a día de hoy (y tomemos el ejemplo de España) lo normal en un país avanzado es que más del 50% de la capacidad de generación eléctrica venga de la quema de combustibles fósiles, bien sean carbón, fuel o gas natural.

Teniendo en cuenta lo poco recomendable desde el punto de vista medioambiental que resultan las energías que se producen mediante combustibles fósiles y teniendo en cuenta que el único método de generación eléctrica constante (no dependiente de recursos variables como el viento o las horas de luz) a parte de los que implican quemar combustibles fósiles es la nuclear, este tipo de energía debería valorarse como la gran alternativa que complemente a las energías renovables.

España está especialmente bien dotada de recursos renovables (un largo litoral que aprovechar, ingentes cantidades de energía solar en el centro y sur, zonas de fuertes vientos en áreas elevadas y el estrecho, recursos hídricos en el norte, etc) pero lo cierto es que es imposible hacer coincidir los recursos naturales con los picos de demanda. De hecho muchas veces hay que desconectar los aerogeneradores por falta de demanda y por la imposibilidad de almacenar esa energía. Siempre será necesario contar con métodos de generación de respaldo “a demanda”, que entren en funcionamiento a voluntad cuando la naturaleza nos de la espalda.

Siempre habrá quien se defienda diciendo que España es muy grande y que en algún lugar siempre habrá sol, o viento o agua embalsada en pantanos, y probablemente así sea ¿pero dará ese único punto caliente para alimentar al total de la red nacional?, la energía hay que generarla cuando se necesita y este recurso lo necesitamos todos, no solo los que tengan la suerte de tener viento y aerogeneradores cercanos, o aquellos que necesiten electricidad solo de día y tengan una central solar térmica en plena operación en su vecindario.

El hecho es que el nivel de seguridad en las centrales nucleares de hoy en día no tienen nada que ver con las de la críptica Unión Soviética de hace 23 años. Ahí tenemos el ejemplo de Francia, con su apuesta por esta tecnología desde hace décadas y sus 59 centrales nucleares con niveles de vigilancia admirables y sin incidente graves con daños a la población durante todo ese tiempo.

La idea es avanzar hacia un mix de energías renovables capaces de aportar – en condiciones ideales – el 100% de la energía consumida, pero que no se debe olvidar la necesidad del respaldo energético, una fuente fiable a la que podamos recurrir cuando todo lo demás falle, y que a ese respecto el camino pasa por renunciar a los “baratos” combustibles fósiles y apostar por la nuclear.


Fuente: Elaboración propia, wikipedia, maikelnai, REE

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada