sábado, 25 de julio de 2009

¿Es el amor un sentimiento egoísta?

¿Hasta qué punto nuestros afectos, relaciones y vínculos con otras personas están regulados por el interés que nos reportan esas relaciones o interacciones?

Hace unos siglos el filósofo Thomas Hobbes nos decía que “las personas obran por interés propio. Incluso cuando servimos a los demás, solemos hacerlo porque nos reporta beneficios o porque no hacerlo iría en nuestro propio detrimento. Habitualmente, por no decir ante todo, el altruismo satisface una necesidad propia.”

Si damos por buena esa reflexión, ¿qué lugar queda para sentimientos como la amistad y el amor?, ¿cómo se explican?, ¿hasta que punto existen los afectos, las amistades y el amor puramente desinteresado?, ¿es verdad que a nivel más básico todos actuamos "por interés" más o menos ético?

Supongo y quiero creer que la amistad y el amor real surgen cuando la situación original de búsqueda del beneficio propio (el ser humano por motivos evolutivos siempre busca su propio interés) se modifica y es el bienestar de los demás el que crea en ti sentimientos placenteros. Me siento bien contigo pero además y aunque no me beneficie en nada, disfruto compartiendo mi tiempo y siendo partícipe de tu bienestar. En ese acto desinteresado de ayudar a otra persona es dónde se nota dónde está el verdadero afecto.

Alguien podría decir -como Hobbes- que detrás de todo mínimo gesto de entrega altruista existe una motivación interna que nos provoca satisfacción, así por ejemplo quién está en Angola curando a niños con lepra está porque le realiza como persona y porque le resulta gratificante, o quién hace sacrificios por su hijo lo hace porque sabe que a cambio vivirá junto a él momentos placenteros, pero no es a ese grado de "interés o egoísmo" al que me refiero o al que quiero llegar y aun dándolos por buenos como motivaciones, no me parecen actos que manifiesten egoísmo.

Si sólo nos mueve el egoísmo, ¿cómo explicar los casos de personas capaces de donar un riñón para ayudar a otro miembro de su familia, o los hijos que cuidan de sus padres cuándo son ancianos?, el motivo que mueve fundamentalmente esos actos es el cariño real y desinteresado que tenemos hacia ellos y que nos hacen ser capaces de sacrificarnos cuándo podríamos estar haciendo algo más placentero, pero lo hacemos porque esa persona lo merece, queremos su bienestar y estamos dispuestos a dar algo propio para mejorar su calidad de vida, aun cuando la nuestra no obtenga beneficios.

La Real Academia Española define la palabra amor como un "sentimiento de afecto, inclinación y entrega a alguien o algo". Esa es la teoría, pero en la práctica no parece tan evidente que la mayoría de humanos sean capaces de amar a otro sin obtener nada a cambio. Yo amo porque eso me genera una satisfacción personal. Si centramos el debate en el amor de pareja, tendemos a amar a aquellas personas que nos gustan y atraen y cuya presencia nos genera una satisfacción personal. Tal vez uno no sea consciente del beneficio que recibe, o no lo quiera ver. Pero ahí está. El amor de pareja suele ser egoísta y ventajista, al menos al inicio y quien piense que no que se imagine a su pareja con 150 kilos cuando la conoció, ¿de verdad creen que habría surgido la chispa?, ¿seguirían unos novios unidos si uno de ellos sufre un accidente fatal y queda parapléjico?. Ninguna madre abandona a su hijo en tales casos, todo lo contrario, a medio y largo plazo se vuelca con ellos y pasa a ser su mayor preocupación en su vida.

Existen distintos tipos de amor, es importante diferenciarlo ya que no todos abarcan los mismos planos ni están presentes en todas las relaciones, no es lo mismo el amor que siente un hijo hacia un padre (y viceversa), que el amor romántico de pareja, o que el amor o cariño que une a los buenos amigos. En español y en general en las lenguas occidentales modernas englobamos en una misma palabra varios conceptos diferentes. Es la antigua Grecia se utilizaban tres palabras diferentes acerca de amor. Vamos a analizarlas con detalle:

"Eros" define el amor de atracción sexual, suele ser el menos duradero, es el más egoísta y posesivo, apenas implica cariño desinteresado hacia el otro, se quiere al otro por como nos hace sentir, por la atracción física que nos genera, por su belleza, su carisma, sus aptitudes, por las sensaciones que nos reporta, si esa persona deja de tener esos "activos" esa interacción deja de tener sentido ya que no parece existir más vínculo que el beneficio que obtenemos del otro, esa manifestación del amor raramente implica entrega desinteresada. No es aplicable a relaciones entre amigos o familia.

"Philos" define el amor fraternal, lo que sentimos los seres humanos unos por otros, por los amigos, por la familia, por todas las relaciones sanas que mantenemos durante nuestra vida. Philos es un amor mas saludable y mucho mas constructivo y duradero. Obvio que también nos mueven intereses cómo serían la idea de pertenencia a un grupo, la seguridad, la sensación de aceptación o la diversión y gratificación que nos provocan esas relaciones, pero es evidente que esta manifestación del amor se aproxima más a afecto desinteresado.

Por último tenemos al amor "Ágape" que es el amor mas incondicional, en el que se manifiesta con mayor claridad el altruismo, no pido nada a cambio y pese a ello te quiero y soy capaz de hacer cosas y sacrificarme por ti sin más interés que el de proporcionarte bienestar, complicado de encontrar en la sociedad actual. A partir de ahí pueden existir todas las combinaciones que queramos.


Personalmente creo que amor implica libertad y aceptación del otro, ausencia de coacciones y manipulaciones de todo tipo. Implica complicidad absoluta con otra persona y la confianza y naturalidad en el trato con alguien a quien quieres y sabes que te quiere por como eres y te acepta con independencia de tus momentos buenos o malos, saber que se puede contar incondicionalmente con alguien y que esa persona siente lo mismo por ti. Con frecuencia confundimos atracción, ilusión o fascinación con amor, pero enamorarse es conocer al otro en profundidad y después de ese conocimiento sentir que te gusta y le quieres, es algo gradual y requiere un tiempo. Considero que deben existir 2 pilares fundamentales (y no niego que en ambos casos pueden existir motivaciones egoístas), por una parte que exista esa cercanía emocional que te haga confiar y querer a la persona con la que estás, que exista conexión, comprensión y apoyo mutuo. Y por otra que entre ambos exista un vínculo "invisible" que haga que ambos sientan ilusión, atracción y pasión además de un fuerte sentimiento e interés romántico. Lo primero sirve para saber que estás con una persona que merece la pena como pareja y que te dará el apoyo que necesitas en el día a día, lo segundo pone la guinda y hace que esa persona amiga que aprecias pase a ser la persona especial que quieres, deseas y no cambiarías. Ese tipo de relación desemboca en una sensación de bienestar, ganas de compartir mucho tiempo y cosas con esa persona, una atracción enorme en todos los planos, una sensación fuerte de unión, de aceptación plena en ambos sentidos. Y sí, tal vez sea más optimista que Hobbes, pero estoy convencido de que muchas parejas darían uno de sus riñones por salvarle la vida a su compañero si así lo necesitase, y no sólo por seguir disfrutando de su compañía sino por puro afecto desinteresado. Quizás mientras alguien no sepa de verdad si estaría dispuesto a eso no quiera de verdad a su pareja.





Pero ¿acaso no hay gente que sólo piensa en sí misma? Sí, y su satisfacción mayor será sentirse bien sólo con él mismo. En mi opinión creo que es una satisfacción limitada. Pero todo depende de lo que uno busca.

Si dejamos de lado el amor de pareja y analizamos el concepto de amistad nos encontramos con un panorama similar, la mayoría coincidirá en que amigos de risas y para compartir buenos momentos generalmente siempre hay, pero ese amigo incondicional que está siempre ahí, en lo bueno y lo malo y que sabes que te acepta y te permite ser tal cual eres, con quien puedes compartir todo es mucho más complicado de encontrar y a la mayoría de gente le sobran los dedos de una mano.

A modo de reflexión dejo la siguiente pregunta..., ¿cuántas personas que conoces "te conocen realmente"?, ¿cuántas personas que conoces apostarías a que nunca te fallarían, que son de plena confianza y sabes que puedes contar con ellos?, ¿cuántas personas que conoces sabes que estarían a tu lado en los momentos buenos y más importante aun, los menos buenos?. ¿Cuántas personas que conoces sabes y te demuestran que te quieren, te aceptan y te valoran por ser como eres y además no pretenden cambiarte?, imagina además que te haces todas esas preguntas después de haberte quedado sin trabajo y con tus recursos económicos bajo mínimos, y que físicamente has pasado a pesar 120 kg. ¿Verdad que apenas te quedan dedos de una mano?, desde luego y eso está claro es que todas esas personas que han superado esa criba merecen la pena y conviene conservarlas una vez que se han encontrado.

Y con ésto volvemos al principio y a la pregunta abierta que abre el post, ¿es el amor un sentimiento egoísta?, mi opinión es que casi siempre es así, pero afortunadamente... no siempre.

7 comentarios :

  1. Me ha parecido muy interesante tu entrada... me parece que tiendes a explicar que el interés por si mismo habla de egoísmo...me parece verdad que en cualquier acción tenemos presente nuestro bienestar, pero creo que eso no me debe llevar a ver al hombre como ser egoísta o negativamente.
    Creo más bien que es un dinamismo recibido como don, que nos protege y nos muestra un camino y un sentido para la existencia...
    Te comparto una entrada que hice sobre este tema:
    http://mecuestionalavida.blogspot.com/2013/03/es-el-amor-egoista.html

    ResponderEliminar
  2. Interesante, muchas gracias Filosofo

    ResponderEliminar
  3. Casi todos los problemas de este mundo surgen por la creencia en una individualidad ilusoria. Son muchas las filosofias antiguas que hablaban de esto, como el hinduismo, y hace no mucho el gran fisico teórico Freeman Dyson decia una frase que lo resumia perfectamente: "Todos somos la misma maravillosa persona" y cuando descubrimos eso, hablar de egoismo o de bienestar propio en el obrar altruista no tiene sentido aunque sea dificilmente comprensible por una mente común y corriente.
    Buscamos el bien del otro.. no para sentirnos bien con nosotros mismos. Sino porque el bien del otro y el bien nuestro es el mismo bien.

    ResponderEliminar
  4. Depende mucho como halla sido nuestra crianza y las experiencias vividas en la adolescencia donde generalmente tenemos nuestro primera ilusion llamada amor.Quien fue educado bajo la confianza y el respeto es muy probable que siga ese ejemplo en el futuro pero quien vio violencia y dominacion dificilmente pueda mantener una relacion saludable. Hace varios meses tuve un pretendiente que afirmaba *amarme* y esta pendiente de mi cada dia con detallitos, siempre decia que nadie podria separarnos y que seria fiel y esperaba lo mismo de mi, pero los problemas empezaron a surgir al hacer comentarios sobre mis amistades (muchos de ellos hoy en dia radicando en el extranjero.) un dia asi de franco me dijo que tenia que elegir entre mis amistades o el. Intente hacerle comprender que amistad y pareja son 2 conceptos diferentes y si tengo amigos de muchos anos antes de conocerlo no hay razon de desecharlos al tener pareja.Es mas creo fundamental que la pareja conosca tus amistades y viseversa. Pero como amar a otro sino puedes amarte primero a ti mismo? y es que los celos, dominacion y egoismo surge por falta de autoestima. Algo en lo que el debera trabajar a futuro si desea vivir emparejado. Por mi parte vio fantasmas que su mente creara mientras no esclaresca sus ideas. Me despido diciendo que todos tenemos derecho a ser felices con cierta dosis de egoismo quiza, pero sin castrar al otro porque eso ya no es amor, es distorcion de la realidad y por tanto un problema que amerita tratamiento para no danar a quienes se dice *amar*.

    ResponderEliminar
  5. En el ejemplo de donación a un ser querido. Realmente pienso que igual es egoísta, es decir... Lo haces por "amor", pero realmente lo único que quieres es que esa persona se quede contigo, por que no te puedes hacer a la idea de que ya no estará, por lo tanto es un deseo tuyo el que quieres cumplir. Yo pienso que no existe el amor. Tan sólo la admiración .

    ResponderEliminar
  6. Si pero los actos desinteresados, no tienen porque ser amor. Es algo propio que el cristianismo instauró como amor. Lo cierto es que puedes dar ese tipo de ayuda, inclusive a desconocidos, o incluso cuando odiamos a alguien podemos ayudar en caso extremo con ese alguien que odiámos, por moralidad, y muchas otras cosas. No deja de ser un acto subjetivo que no habla bien del amor.

    ResponderEliminar
  7. Me parece que en la mayori de los casos el amor si es egoista, es un quererse a si mismo a traves de otra persona, es la busqueda de una satisfaccion propia Creo que hay pocos que sean de verdad (XLMP)

    ResponderEliminar