sábado, 25 de julio de 2009

Encontrar empleo sin estudios es 18 veces más complicado que hace 30 años

Un joven sin estudios tiene 18 veces más difícil poder encontrar un trabajo que hace treinta años, según un estudio promovido por la Sindica de Greuges de Barcelona para identificar los "itinerarios" y "factores" de la exclusión social y determinar las posibles vías de prevención.

Según el trabajo elaborado por un equipo de la Universidad Pompeu Fabra, presentado hoy en rueda de prensa, la infancia y la adolescencia son las "etapas clave" para prevenir este fenómeno donde la "herencia social", motivada en ocasiones por una baja cualificación educativa de los padres, "perpetúan la exclusión".



Para realizar el trabajo -financiado por la Obra Social La Caixa- se han entrevistado a 345 personas de entre 25 y 50 años atendidas por diversas entidades sociales a quienes se consultó sobre su trayectoria para conocer las causas que les llevaron a la exclusión.

Formación, clave

El estudio señala que la falta de formación es la piedra angular de este problema. El 66% de los excluidos autóctonos no tiene ni estudios primarios. Aquí la herencia social está presente: los entrevistados hijos de padres sin formación tenían dos veces más de riesgo de no lograr una titulación académica, y cinco veces si se compara con los hijos de universitarios.

Los empleos fijos son casi inaccesibles para el colectivo sin estudios, sobre todo mujeres casadas e inmigrantes. Además cada generación ha tenido más difícil encontrar trabajo: los nacidos después de 1976 tienen 18 veces más complicado lograr empleo sin titulación que los nacidos antes de 1960.

La Síndica de Greuges de Barcelona, Pilar Malla, ha adelantado que solicitará al ayuntamiento un aumento de las políticas preventivas, y sugerirá la creación de educadores familiares que ayuden a los padres a atender a sus hijos en su propio hogar, como una atención domiciliaria más.

Para Sebastià Sarasa, autor del estudio junto a Albert Sales, los últimos datos sobre la "reválida" de Primaria, que muestran diferencias entre los centros públicos y privados y nivel económico de los padres, apunta que "el ascensor social en Cataluña se ha detenido".

Preescolarización universal

Sarasa ha incidido en la necesidad de la preescolarización universal, ya que aquellos niños que no han pasado por el sistema educativo antes de los seis años tienen un 60% de fracaso escolar.

El informe recoge además que los excluidos sociales suelen formar familia muy jóvenes y tienen un mayor porcentaje de separaciones, un factor que según Sarasa aumentará por los efectos en muchos hogares de la crisis y el desempleo, y que llevará a muchas personas a dormir en la calle, sobre todo hombres.

El estudio apunta que gran parte de los sin techo son adolescentes que se escapan de casa -y que se convierten en candidatos a volverlo hacer en su etapa adulta- y que también hay un gran porcentaje de ex presidiarios y enfermos mentales.

Aunque hay muchos inmigrantes sin techo, éstos, al igual que las mujeres, suelen saber "escapar de la calle" cuando encuentran un trabajo, mientras que en los hombres adultos autóctonos esta situación se cronifica.

Los problemas de salud continuados y las drogodependencias son otros factores que conducen a la exclusión, sobre todo en las clases bajas, mientras que el alcoholismo es un fenómeno que suele darse sobre todo en personas que llegan a vivir en la calle.

Fuente

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada