sábado, 29 de enero de 2011

La distribución de la riqueza en el mundo



Desde que el hombre apareció en su forma actual, hará medio millón de años, prácticamente todo su esfuerzo y su tiempo lo ha dedicado a procurarse alimentos, vestidos y un refugio donde vivir, y sólo muy recientemente, hace apenas cien o doscientos años, y en pocos países al principio, una parte de la población empezó a salir al fin de la extrema pobreza y miseria en la que el hombre ha vivido durante 5.000 siglos. Si a principios del siglo XIX había unos 100 millones de personas que vivían dignamente (el 10 por ciento de la población mundial, que ya es mucho suponer), actualmente entre 3.000 y 4.000 millones tienen cubiertas todas sus necesidades básicas.


El último informe del Banco Mundial calcula que casi 1.200 millones de personas viven actualmente con una renta máxima de un dólar diario, lo que supone que cerca de la cuarta parte de la humanidad se encuentra en una situación de extrema pobreza, sin poder cubrir siquiera sus necesidades nutritivas. El mismo informe estima que, si pobreza es "tener hambre, carecer de cobijo y ropa, estar enfermo y no ser atendido, y ser iletrado y no recibir formación", el 46 por ciento de la población mundial padecería estas condiciones ya que 2.800 millones de personas viven con menos de dos dólares diarios.

Se ha calculado la diferencia de rentas per capita a mediados del siglo XVIII y se estima que la de Europa occidental era sólo un 30 por ciento superior a la de la China y la India, la misma desigualdad que existe ahora entre España y Bélgica. Al comenzar el siglo XIX, la diferencia entre los países más ricos y más pobres del mundo era ya de tres a uno; en 1900, de diez a uno y, en la actualidad, la desigualdad de rentas llega a ser de 60 a uno. Pero la experiencia enseña también que es posible abandonar el pelotón de rezagados y unirse a los que van en cabeza, como recientemente han hecho algunos países del Sudeste asiático e Irlanda.



Actualmente los países con mayor PIB nominal total son los que podemos observar en la siguiente imagen, puede apreciarse el dominio ejercido por Estados Unidos, así como la progresiva importancia que está tomando China en la economía global (y que es esperable que se incremente en el futuro)



¿Cuáles son los países con mayor PIB per cápita del mundo?

Si evaluamos el PIB global de todas las naciones y tenemos en cuenta además su población y la paridad de poder de compra, de forma que logramos eliminar las distorsiones creadas por los diferentes niveles de precios en cada país, obtenemos un valor que se ajusta mucho más a la riqueza relativa de las naciones del planeta, siguiendo ese criterio tendemos la situación que reflejan las tablas que se mostrarán posteriormente. Destacar como los países emergentes pese a destacar en los valores absolutos, se pierden en la clasificación cuando se analiza la renta por habitante (China se queda en el puesto 83, India en el 112), lo que evidencia que su empujón económico se basa en la incorporación masiva de población al mercado laboral; y que aún persisten en ellos amplias bolsas de pobreza.


A grandes rasgos, lo que observamos es el resultado de la evolución de la historia económica del planeta durante los dos últimos siglos, y es que la eliminación de la pobreza hasta entonces crónica de la humanidad, comienza su andadura en la segunda mitad del siglo XVIII en Inglaterra gracias a la Revolución Industrial, y se va extendiendo rápidamente a los países del Norte, tanto los europeos como los americanos, durante el siguiente siglo. Los países europeos del Sur se suben mucho más tarde al tren de la industrialización; unos, como Italia, en la posguerra, y otros, como España y Portugal, ya en los años sesenta y setenta. Irlanda es un caso atípico de un país septentrional que consigue una tardía, aunque espectacular, expansión. Y también recientemente varios países asiáticos están alcanzando rentas por habitante cercanas a las de los países desarrollados, como Taiwan, Singapur, Malasia y Corea del Sur, emulando el espectacular crecimiento de Japón en la segunda mitad del siglo pasado. Corea del Sur por ejemplo era hace 30 años más pobre que Marruecos y hoy tiene una renta diez veces superior a la de esta nación norteafricana, y un nivel similar a Portugal.




El resto de las regiones del mundo salvo contadas excepciones se mantienen, por el contrario, con economías agrarias y con niveles de vida cercanos a la mera subsistencia, es decir, sólo algo mejor de como vivían todos los habitantes de la Tierra hace 200 o 300 años. Lo que ha ocurrido en el mundo durante los dos últimos siglos es algo parecido a una carrera donde unos corren mucho y otros muy poco, por ello, la ventaja del grupo de cabeza sobre el resto es cada vez mayor, lo que en términos económicos se traduce en una creciente desigualdad. 



Igualmente es necesario desmontar otra falsa opinión, no es cierto como se suele decir, que las regiones más pobres hayan empeorado sus condiciones absolutas, aunque sí su pobreza relativa con relación al desarrollo medio mundial. Sin embargo, es verdad que en periodos coyunturales la situación económica de algunas zonas puede llegar a empeorar, como ha sucedido durante la década pasada en el Africa subsahariana y en Latinoamérica. Según el informe del Banco Mundial donde sí se ha producido un terrorífico retroceso es en la Europa del Este, donde la población que vive en condiciones de extrema pobreza ha pasado de 1,1 millones en 1987 a 24 en 1998.

Distribución de la riqueza global por deciles.


Igualmente, hay que destacar un hecho significativo, en 1989, un 41% de la población mundial vivía en condiciones de pobreza extrema (ingresos por debajo de $1,25 al día). El año pasado, este porcentaje rondaba el 15% de la población mundial. Si en vez de mirar porcentajes observamos cifras absolutas, los resultados son aún más espectaculares: en los últimos cinco años 500 millones de seres humanos han abandonado la pobreza más absoluta, y empiezan a ver los beneficios de esto que llamamos “civilización”.

El aumento más grande tuvo lugar alrededor de la media: un aumento del 80% en la media y un 70% alrededor de ella. Es precisamente en este grupo (entre el percentil 50 y 60) en el que se encuentran 200 millones de chinos, 90 millones de indios y unos 30 millones de indonesios, brasileños y egipcios. Dicho de otro modo, el 1% superior y las clases medias de los países emergentes son los auténticos ganadores de la globalización.

Imagen vía @eldiarioes

Por contra los perdedores son aquellos situados entre el percentil 75 y el 90 de la distribución global, cuyos ingresos se han mantenido estables o se han reducido alrededor de un 5%. Este grupo sería el de la “clase media-alta global”, y está formado por países de la antigua Unión Soviética, América Latina y aquellos ciudadanos de países ricos cuyos ingresos se han estancado.




País por país, y centrándonos en los países que mejor han evolucionado hay algunos casos increíbles. En China el porcentaje de habitantes que viven por debajo del umbral de pobreza ha caído del 85% en 1981 al 15% el 2005. India ha caído del 60 al 40%. Brasil del 17 al 8%, con una redistribución substancial de la renta y una caída notable del nivel de desigualdad. Si excluímos estos tres países, por cierto, los datos siguen siendo sorprendentemente buenos. En los últimos cinco años la pobreza en la África subsahariana ha caído del 54 al 46%, un descenso considerable – y lo más notable, la continuación de una mejora sostenida en los últimos veinte años. En el sudeste asiático el porcentaje ha caído a la mitad, del 40 al 20%. America Latina (que tenía menos pobreza extrema que otras regiones) ha sacado diez millones de personas del hoyo en cinco años y ha pasado de unos niveles de pobreza del 48,4% en 1990 al 30,4% en 2011. Sigue siendo un nivel dramáticamente elevado, pero la mejora, al menos estadística, es significativa y marca mínimos históricos en la región. Las cifras son realmente increíbles, nunca vistas en la historia de la humanidad

Evolución tasa pobreza en Latinoamérica

Si comparásemos la evolución de la renta per cápita entre 1950 y la actualidad veríamos una serie de aspectos bastante destacables. Hace 60 años teníamos un escenario en el que Estados Unidos era sin ninguna discusión el país más rico del planeta, seguido de otra serie de países occidentales que no habían sido especialmente afectados por la Segunda Guerra Mundial, es el caso de Suiza, Nueva Zelanda, Australia o Canadá. Posteriormente encontrábamos a los países escandinavos y del norte de Europa. Países como España, Grecia, Irlanda, Portugal o incluso Italia, sin embargo se encontraban a años luz de los países más ricos del planeta y su evolución ha sido espectacular en este periodo, en el caso español nos encontrábamos con una economía poco industrializada y la gran mayoría de la población gastaba toda su renta en alimentación, vestidos y vivienda, lo que quiere decir que estabamos cerca o no llegabamos al límite de la subsistencia. La renta per cápita de España hace 60 años se equiparaba con la de países como Polonia, Sudáfrica, México o Perú.


En el polo opuesto vemos países que en cambio no han seguido una senda equilibrada ni estable de desarrollo económico, el caso de Sudamérica es el más paradójico pero especialmente lo acontecido en Venezuela y Argentina. Argentina por ejemplo doblaba el PIB de España en 1950 y se codeaba con los países más ricos del planeta, superando en renta per cápita a Francia, Noruega o Alemania. Sesenta años después ha visto como su crecimiento se ha visto muy ralentizado perdiendo el tren respecto a otras regiones del planeta, a modo de ejemplo actualmente España dobla el PIB per cápita de Argentina. Veámoslo en la siguiente gráfica interactiva...





Estados Unidos visto en perspectiva

Como hemos podido ver con anterioridad en esta entrada la economía de Estados Unidos es enorme, tanto que cuesta hacerse una idea de su envergadura. Es, por ejemplo, equivalente a la suma de China, Japón e India. La revista The Economist ha realizado un interesante ejercicio de contextualización de las economías de los distintos Estados de EEUU, comparándolos con países. Es bien sabido que, por ejemplo, si California fuera un país independiente tendría derecho a pertenecer al G-7. Concretamente, desplazaría a Italia de tan selecto club.

El estado de Texas con las ciudades de Houston y Dallas a la cabeza genera una actividad económica equivalente a la de Rusia (cuyo territorio es 24 veces mayor), mientras que el PIB del Estado de Nueva York es parecido al de Australia, decimotercera economía mundial, un puesto por debajo de España. El Estado menos pujante de la Confederación es Vermont, en Nueva Inglaterra, con unos 23.000 millones de dólares anuales de PIB, poco más o menos el equivalente a Yemen, la economía número 87 de los 181 países listados por el FMI (y que tiene una población 30 veces mayor).



De igual forma la economía de Florida es comparable en volumen con la de Holanda, la del estado de Illinois (Chicago) con Turquía o la de Pennsylvania (Philadelphia) con la de un país de las dimensiones de Indonesia.

En otras palabras: si los 50 Estados que conforman EEUU se inscribieran en la ONU como otros tantos países coparían la mitad superior de la tabla de las mayores economías del planeta. Otro cantar sería el medallero olímpico, en el que China o Alemania harían papilla a las selecciones de Nevada y Oregón...

España y Europa

Actualmente y centrándonos en la situación española y según datos de Eurostat, el PIB por habitante español se situa en el 101% de la media de la Unión Europea en paridad de poder de compra. Eso permite a España mantenerse por delante de Italia (la diferencia es mínima 101% frente a 100% y casi insignificante estadísticamente), la crisis ha alejado el sueño de superar al país vecino, Francia, el país que le precede, con un 107% de la media de la UE.

             




En la lista, además de Luxemburgo, los países con un mayor PIB por habitante son Holanda (134%), Irlanda (125% de la media comunitaria pese a la dureza de su crisis), Austria (125%) y Suecia (123%). Los últimos son Bulgaria (43%), Rumanía (45%), Letonia (52%) y Lituania (58%). En términos generales, las diferencias entre los países más ricos y los más pobres se han agrandado durante la crisis.



Extremadura es la única región española con una renta per cápita inferior al 75% de la media europea, concretamente, la comunidad extremeña alcanzó un PIB del 72,4%. Mientras tanto, el País Vasco (137%), Madrid (136%) y Navarra (132%) son los tres territorios del Estado español más prósperos. La evolución de su renta les permite, además, situarse entre las 40 regiones más ricas de la UE, según los últimos datos de la oficina europea de estadística Eurostat.

Otras seis autonomías registraron rentas superiores a la media europea. Este fue el caso de Cataluña (123%, Aragón (114%), Baleares (113%), La Rioja (112%), Cantabria (105%) y Castilla y León (101%). Siguen con una renta inferior a la media europea ocho comunidades: Asturias (97%), Comunidad Valenciana (95%), Melilla (94%), Canarias (93%), Galicia (89%), Murcia (87%), Castilla-La Mancha (81%) y Andalucía (81%).




 Ingresos familiares medios por municipios

¿Qué sucedería si comparamos las comunidades autónomas españolas con otras regiones del planeta?

Si comparamos el PIB per cápita tendremos la siguiente situación



Fuentes: Elaboración propia, Wikipedia, graficos.lainformacion, cookingideas, economist, liberalismo.org, politikon

18 comentarios:

  1. andalucia tiene la renta per capita de nueva zelanda?
    y baleares la de sueciA?
    UN SALUDO Y MUY BUEN BLOG

    ResponderEliminar
  2. Hola Víctor, Muchas gracias.

    Al menos según datos de 2008 del FMI así es, o mejor dicho, son los países cuyo PIB per cápita se aproxima más al de esas comunidades. En ambos casos hay una diferencia de unos 3.000 dolares a favor de Suecia y Nueva Zelanda pero se mueven en rangos muy similares. Igualmente es posible que en estos últimos años con la crisis en España la brecha haya aumentado y la diferencia ahora mismo sea mayor.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. si dejaramos el idividualismo de lado y hicieramos lo q dice la biblia q es mejor dar q recibir cuambiaria mucho esta desigualdad... pero es muy dificil q un rico de todo para salvar su alma ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me jodas, anónimo. Si es la religión lo que nos tiene tan jodidos.
      Ese librucho del que hablas ha hecho más ganancias a lo largo de la historia de lo que Slim se puede imaginar.
      No me jodas.
      Anónimo.

      Eliminar
    2. ¿cuantas instituciones de caridad y altruismo hay en mundo? y aun asi sigue existiendo,pobreza dices que es mejor dar que recibir,¿por que? ¿por que el desinteres es bueno?,el altruismo es hacer algo sacrificandote y un enfermedad colectiva muy bien aceptada por la sociedad,que dicen que es malo el interes propio.

      Eliminar
  4. Igual si en vez de escudarnos en libros escritos por "quien sabe quien" hiciésemos lo que dicta el sentido común y de verdad persiguiésemos a quienes intentan sacar provecho de la desgracia o la buena voluntad ajena. Hola Jesús, me gustaría saber el porcentaje mas preciso de riqueza y pobreza en el mundo. Gracias y buen blog.

    ResponderEliminar
  5. El sistema de medición utilizado aquí no permite saber un porcentaje "más preciso de riqueza y pobreza en el mundo"
    Lo que se quiere decir aquí es cuáles países son más ricos y cuales menos ricos (ojo, no pobres)
    Esta forma de medir te dice que con el PIB de un país viven en la riqueza 100 personas de 100 pero una forma real de medir quizá te diría que con ese mismo PIB viven en la riqueza 5 de cada 100

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que el PIB per cápita es sólo una referencia, tiene muchas pegas y defectos y entre ellos es que no refleja la correcta distribución de ingresos.

      Sí que sería interesante disponer (desconozco si ya existe) un índice que ponderase el PIB y la desigualdad de ingresos. Un índice que también tuviese en cuenta el índice Gini por ejemplo.

      Por ejemplo el PIB per cápita del Reino Unido es casi idéntico al finlandés, pero al ser el Reino Unido un país mucho más desigual que el escandinavo el nivel de vida promedio o la riqueza "mediana" de Finlandia es bastante mayor si lo valoramos desde el punto de vista del ciudadano.

      Eliminar
  6. me parece algo muy insuficiente para la población colombiana
    el mundo terrenal se esta agotando mucho y con ese porcentaje
    no alcansaremos ni a vivir

    ResponderEliminar
  7. Es simple esta es la verdadera cara del capitalismo su mismo nombre lo dice y se le da importancia por estar en su nombre (CAPITAL)=(ESTADOS UNIDOS) y no cambiara nada en nuestro mundo hasta que dejemos este sistema disque demócrata y disque justo.El capitalismo es el sistema de la crisis y es su naturaleza y por eso nunca cambiara.La verdadera solución esta en la distribución productiva y constructiva que generara una distribución económica y que esta traerá la distribución de la riqueza y de la sociedad no es posible que entre propios humanos nos distingamos por clases que tipos de seres tan inhumanos somos que somos capaces de dejar a la mayoría en la pobreza extrema y a unos cuantos hombres en la riqueza que los mismos pobres generan, estamos viviendo en un mundo tan degenerado y tan monstruoso que lo único que haremos sera destruirnos a nosotros mismos. El cambio es necesario y totalmente justo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. http://es.thevenusproject.com/

      Eliminar
    2. argumento debil tipico,de un neomarxista proruso,para empezar tanto criticas dicho sistema y el sistema que apoya(de seguro socialismo) es muchismo peor,¿capital= eua?,el dinero no es solo para EU.ufff pesima redacción conoces las comas,dices que el capitalismo es crisis que inherente(que es su naturaleza) dispulpa pero estas haciendo una mentira,tambien existen crisis economicas en socialismo u otros sistemas, el capitalismo es el unico sistema que nacio de revoluciones industriales-tecnologicas-cientificas y que evoluciona, dices que la unica solución es la distribucion productivay costructiva que generara una distribución economica y que esta traerá la distriduición de la riqueza o sea en pocas palabras socialismo en terminos no tan enrredosos ¿como puede ser que dicho sistema sea una alternativa viable al capitalismo? ¿ cuando dicho sistema fracaso?.

      Eliminar
  8. Gracias por divulgar datos tan interesantes.Hay una cortina de humo en informaciones que deberían ser del conocimiento de todos .Pero se manipulan politicamente con falacias y ocultaciones.

    ResponderEliminar
  9. Para que luego digan que el mundo va a peor. Creo que el golpe de gracia a la pobreza sería la aprobación a nivel europeo de una Renta Básica Universal para garantizar a todo ciudadano de la UE su derecho a existir con un minimo de garantías materiales. En España necesitaríamos casi un tercio del PIB para financiar una de 650 euros para que nadie tenga que buscar comida en contenedores o vivir debajo de un puente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante la propuesta de la Renta Básica Universal que comentas, sería una medida de gran importancia no solo a nivel social, sino también de forma directa una forma de abordar la imparable automatización del trabajo y la realidad de que cada vez hace falta menos gente para producir los bienes necesarios para que una sociedad funcione.

      Saludos.

      Eliminar
  10. Estimado Fonseca, la solución está en cambia el modelo a una economía basada en recursos.
    http://es.thevenusproject.com/

    ResponderEliminar