miércoles, 18 de mayo de 2011

Así será la tecnología del futuro (II)

En la primera parte de esta entrada hablábamos de las tecnologías emergentes que a buen seguro marcarán nuestro futuro tecnológico en los próximos años y décadas. Me centraba específicamente en aquellas orientadas al mundo de las de las nuevas tecnologías, la inteligencia artificial o la robótica.

En esta ocasión y como continuación de este resumen de tecnologías que se encuentran en desarrollo en el mundo y que podrían llegar a tener un gran impacto en nuestro futuro me voy a centrar en aquellas relacionadas con el ámbito de la salud, la biotecnología, la innovación energética o la ciencia de los materiales. Son las siguientes:



BIOTECNOLOGÍA

La bioinformática o la biotecnología consiste en la aplicación de tecnología informática en el análisis de datos biológicos . Los principales esfuerzos de investigación en estos campos incluyen el alineamiento de secuencias , la predicción de genes , predicción de la expresión génica y modelado de la evolución . Algunos ejemplos son el diseño de organismos para producir antibióticos , el desarrollo de vacunas más seguras y nuevos fármacos, los diagnósticos moleculares, las terapias regenerativas y el desarrollo de la ingeniería genética para curar enfermedades a través de la manipulación génica . Veamos algunas de ellas…

Tratamientos con células madre

Las células madre son aquéllas que se encuentran en una fase temprana de su desarrollo, por lo que tienen el potencial de convertirse en diferentes tipos de células en el organismo. La mayoría de las células adultas del ser humano tienen un objetivo concreto que no puede modificarse. En cambio, en determinadas condiciones, las células madre pueden llegar a formar cualquiera de los tejidos y órganos del cuerpo humano, funcionando como un sistema reparador de éste. Las células madre embrionarias proceden en general de embriones de sólo cuatro o cinco días creados en laboratorios y son las de mayor utilidad ya que pueden llegar a formar cualquier célula plenamente diferenciada del organismo. Por su parte, las células madre adultas se originan en organismos ya maduros. Su función es mantener el organismo en un estado saludable y reparar daños, aunque su capacidad para convertirse en otro tipo de célula es más limitado que el de las embrionarias. La ventaja de las células madre adultas sobre las embrionarias es que no hay problema en que sean rechazadas, porque normalmente las células madre son extraídas del paciente.


Existen algunos tratamientos con células madre, pero la mayoría todavía se encuentran en una etapa experimental. Investigaciones médicas, anticipan que un día con el uso de la tecnología, derivada de investigaciones para las células madre adultas y embrionarias, se podrá tratar el cáncer, diabetes, heridas en la espina dorsal y daño en los músculos, como también se podrán tratar otras enfermedades. Se les presupone un destino lleno de aplicaciones, que van desde patologías neurodegenerativas, como la enfermedad de Alzheimer o de Parkinson, hasta la fabricación de tejidos y órganos destinados al trasplante, pasando por la diabetes y los trastornos cardíacos.

En un futuro se espera utilizar células madre de cordón umbilical en terapia génica: podemos así tratar enfermedades causadas por la deficiencia o defecto de un determinado gen, introduciendo un determinado gen en la proliferación de las células madre In Vitro y trasplantar tales células en el paciente receptor. El uso de otros tipos de células como portadores de genes buenos en pacientes con enfermedades causadas por deficiencias o déficits genéticos, está siendo testeado a nivel clínico. El primer trasplante de órgano bioartificial en humanos, por su parte, confían en que pueda ver la luz dentro de “unos cinco o diez años”.

Madurez esperada de la tecnología: 2020


Medicina personalizada

Desde que conseguimos descifrar el Genoma Humano, hace diez años, la medicina aspira a transformarse radicalmente, a detectar las enfermedades antes de que aparezcan y a diseñar terapias según los genes de cada individuo. De algún modo, los médicos siempre han practicado la medicina personalizada. Rutinariamente, utilizan pruebas de diagnóstico para determinar una enfermedad al paciente y ajustan una dosis de medicamento que pueda curar la enfermedad del paciente. Sin embargo, esta forma de medicina personalizada ha estado basada en la observación, la diferencia es que ahora podemos leer nuestros genes.

Ha sido recientemente cuando los médicos han podido incorporar información molecular del paciente para guiarse en la decisión de un tratamiento médico. Sus objetivos son:
  • Integrar la genética con la medicina tradicional
  • Identificar genes candidatos para enfermedades complejas con alta prevalencia en la población.
  • Relacionar las interacciones de estos genes entre sí y con modificadores ambientales.
  • Desarrollar pruebas diagnósticas para identificar a los individuos en riesgo.
  • Desarrollar una medicina preventiva personalizada a través de exámenes médicos que orienten la modificación de comportamientos o hábitos a la medida de la persona.
  • Utilizar terapia farmacológica adecuada al genotipo de cada individuo (farmacogenética)
El objetivo es escoger para cada individuo y enfermedad concreta el mejor tratamiento y con menos secuelas basado en su información genética y aspectos específicos.

Madurez esperada de la tecnología: 2020

Medicina regenerativa

Es la rama de la bioingeniería que se sirve de la combinación de células, métodos de ingeniería de materiales, bioquímica y fisioquímica para mejorar o reemplazar funciones biológicas. Utiliza la combinación de tecnología que va más allá del tradicional trasplante y terapia de reemplazo, debido a que pueden incluir el uso de células troncales, moléculas solubles, ingeniería genética y de tejidos, y terapia celular avanzada.

Se prevé que en unos años, la medicina regenerativa se convierta en la mejor alternativa de tratamiento de muchos de los padecimientos comunes entre la población como los infartos, diabetes e insuficiencia renal. La medicina regenerativa es un nuevo campo de investigación enfocado a la reparación, reposición y regeneración de células, tejidos u órganos para restaurar la función dañada. Los experimentos ya han mostrado que es viable regenerar dedos, partes del corazón, músculos, piel, uñas, cartílago y vasos sanguíneos.

Madurez esperada de la tecnología: 2025

Ingeniería genética

La ingeniería genética es la tecnología de la manipulación y transferencia de ADN de un organismo a otro, que posibilita la creación de nuevas especies, la corrección de defectos genéticos y la fabricación de compuestos. Su objetivo es la manipulación in Vitro del ADN, la introducción de este ADN así modificado en células vivas y la incorporación del mismo como parte del material hereditario de dichas células. La terapia genética consiste en sustituir o añadir, según el caso, una copia normal de la región defectuosa del ADN para poder solucionar y restablecer la función alterada, evitando el desarrollo de enfermedades de origen genético. La ingeniería tiene aplicaciones en campos muy diversos; dos de los más importantes son la medicina y la creación de nuevas especies o mejora de las existentes.

Mediante ingeniería genética se han conseguido plantas resistentes a enfermedades producidas por virus, bacterias o insectos. Estas plantas son capaces de producir antibióticos, toxinas y otras sustancias que atacan a los microorganismos. La ingeniería genética humana es la alteración del genotipo de un individuo con el propósito de elegir el fenotipo antes de la concepción, o cambiando el fenotipo ya existente en un niño o un adulto. Esto promete curar enfermedades genéticas como la fibrosis quística e incrementar la resistencia de las personas hacia los virus. Se especula que la ingeniería genética podría ser utilizada para cambiar la apariencia física, el metabolismo, e incluso mejorar las facultades mentales como la memoria y la inteligencia, aunque por ahora, estos usos se limitan a la ciencia ficción.

Teóricamente la ingeniería genética puede ser usada para cambiar drásticamente el genoma de las personas, por lo que podría ser usada para hacer a las personas más fuertes, rápidas, inteligentes, o para incrementar la capacidad pulmonar entre otras cosas. Si un gen existe en la naturaleza, podría ser integrado en una célula humana. Desde este punto de vista, no hay diferencia cualitativa (sólo cuantitativa) entre, por ejemplo, una intervención genética para curar la atrofia muscular y una intervención genética para mejorar las funciones musculares.

Otros creen que hay una importante distinción entre el uso de la tecnología genética para tratar a quienes sufren y hacer a aquellos que ya están sanos superiores a la media. Aunque la teoría y la especulación sugieren que la ingeniería genética podría ser usada para hacer a la gente más fuerte, veloz, lista o aumentar la capacidad pulmonar, hay poca evidencia de que en este momento se pueda hacer sin muchos inseguros y por tanto antiéticos experimentos humanos.

Madurez esperada de la tecnología: 2025

Biónica

La ingeniería biónica abarca varias disciplinas con el objetivo de crear prótesis activadas por los nervios, robots controlados por una señal biológica o también crear modelos artificiales de cosas que solo existen en la naturaleza. Se podría decir, la biónica es aquella rama de la cibernética que trata de simular el comportamiento de los seres vivos haciéndolos mejores en casi todas las ramas por medio de instrumentos mecánicos.

La biónica ha existido sin nombrarla así, desde el principio de la historia del ser humano, con la creación de Herramientas o de artefactos que ayudan al ser humano a desempeñarse mejor en su ambiente. Tenemos que uno de los grandes creadores de todos los tiempos Leonardo Da Vinci, se inspiró en diversos mecanismos naturales para llevar acabo sus símiles artificiales.



Huesos de titanio, venas y arterias sintéticas, órganos mecánicos, extremidades con sensores o implantes cocleares son tan solo algunos ejemplos del prometedor horizonte abierto por la bioingeniería y la robótica que ya se aplican en nuestra medicina. Pero el horizonte sigue abriendo nuevas alternativas. El abanico de repuestos artificiales para compensar discapacidades, amputaciones o el mal funcionamiento de un órgano es cada vez más sofisticado y abundante. Las aplicaciones son inmensas y no solo limitadas a ampliar nuestras capacidades sensoriales. En el campo de la medicina la biónica significa la sustitución de órganos o miembros por versiones artificiales. Los implantes biónicos se diferencian de las meras prótesis porque imitan la función original fielmente e incluso la superan. Mientras la tecnología que desarrolla implantes biónicos está aún en desarrollo, ya podemos disponer de algunos aparatos biónicos: uno de los más famosos es el implante coclear, para la gente sorda. Hay que mencionar que se espera un gran progreso relacionado con el avance de las nanotecnologías: entre ellas, la retina de silicona, capaz de procesar imágenes de la misma manera que una retina natural.

La creación de exoesqueletos sería otra de las aplicaciones de la biónica, recientemente la compañía estadounidense Berkeley Bionics ha desarrollado eLEGS, un exoesqueleto ligero que, ajustado al cuerpo de las personas parapléjicas, puede ayudar a éstas a andar, impulsando sus pasos. Este impulso se coordina gracias a unos sensores y a un ordenador que, colocados en el eLEGS, permiten al sistema registrar los gestos del usuario, interpretarlos, y actuar en consecuencia. Según sus creadores, ayudará a los parapléjicos volver a levantarse, a sostenerse en pie e, incluso, a andar puediendo permitir que los discapacitados prescindieran de las sillas de ruedas en un futuro no muy lejano. Es una especie de “esqueleto” artificial que puede ajustarse en tan sólo unos minutos a cualquier persona

Madurez esperada de la tecnología: 2030

Hibernación humana

Según el prestigioso bioquímico Mark Roth, se han comenzado los ensayos para conseguir la hibernación de seres humanos. Otra historia de la ciencia ficción que se acerca a la vida real y puede revolucionar la atención médica de urgencia dentro de muy poco.

Infartos, accidentes de tráfico y otros muchos problemas de salud requieren de una rápida atención médica. Un hemorragia tras un disparo o un accidente puede matarnos porque nuestro corazón sigue latiendo para mantenernos activos. Y como efecto secundario, nos desangramos. Lo ideal sería poder detener la actividad del organismo o ralentizarla en todo lo posible para dar tiempo a que llegue la ayuda.

Mark Roth cree que el secreto esta en aplicar frío en el momento adecuado. En concreto, reducir la temperatura del organismo solo cuando este no dispone de oxigeno suficiente para mantener la actividad normal. En esas condiciones, las células detienen su actividad y algunos seres vivos entran en un estado de “animación suspendida” del que puede recuperarse después sin daños.


Tras los experimentos con animales se ha comenzado con los ensayos en humanos. Si tienen éxito, el objetivo inmediato es mejorar la atención a pacientes en situación de emergencia. Podría aplicarse este sistema a los tratamientos contra el cáncer, ya que un estado similar a la hibernación podría permitir a los pacientes tolerar mejor los tratamientos con radiación, evitando que los tejidos sanos del cuerpo sean dañados.

Durante la hibernación, la actividad celular se reduce casi hasta detenerse, cortando radicalmente la necesidad de los animales de oxígeno. Si los humanos logran liberarse de su dependencia del oxígeno, enfermos en estado crítico a la espera de un transplante, por ejemplo, podrían esperar en este estado, que aseguraría su vida, hasta que les llegue el momento de recibir el órgano ajeno. Igualmente , la isquemia, una enfermedad que se caracteriza por una deficiencia en el suministro de sangre, o los daños que puedan sufrir tejidos orgánicos como consecuencia de la falta de oxígeno, también podrían tratarse con este sistema.

La hibernación esta asociada, desde siempre, a la posibilidad de viajar por el Sistema Solar de forma relativamente sencilla y barata. Hibernar podría ser una solución para que el cuerpo humano resista un viaje espacial de larga distancia, se abriría la posibilidad de recorrer todo el sistema solar con naves tripuladas que seguirían el camino de las sondas automatizadas que ya lo han visitado.



INNOVACIÓN ENERGÉTICA E INGENIERÍA DE MATERIALES

Energía solar

La luz se aprovecha para producir energía de diferentes formas: fotovoltaica, termosolar, y termoeléctrica. La energía termoeléctrica es la típica instalación de algunos hogares: placas que concentran la luz para calentar depósitos de agua. La fotovoltaica consiste en placas de silicio que generan electricidad directamente por las propiedades de ciertos metales semiconductores. Tienen a favor una instalación sencilla y un mantenimiento casi nulo, y que el silicio es uno de los materiales más abundantes del planeta. En contra, que para mejorar su eficiencia y durabilidad necesitan de otros componentes caros y raros. Se espera que en los próximos años pueda perfeccionarse la tecnología de los paneles de cara a aumentar su capacidad de captación y mejorar ostensiblemente la eficiencia de conversión de luz a potencia, uno de los problemas de los paneles actuales es el de su eficiencia ya que tan sólo recogen un 20 por ciento de la luz disponible.





Desde hace poco se están instalando las primeras centrales termoeléctricas, o CSP. La ventaja de este tipo de centrales es que en vez de consumir recursos naturales más o menos contaminantes, funcionan simplemente con el sol. Esta tecnología especialmente diseñada para las áreas desérticas del planeta utiliza miles de espejos para enfocar la luz en un punto donde hay agua. El agua se calienta y se transforma en vapor haciendo girar una turbina que es la responsable de generar la electricidad.




Es diferente al sistema de paneles solares fotovoltaicos que transforman la energía solar directamente en electricidad a través del efecto fotoeléctrico lo que requiere la fabricación de paneles mucho más sofisticados y costosos. Sin embargo, estos últimos tienen la ventaja de generar electricidad hasta en días nublados aunque sea en menor cantidad.

Madurez esperada de la tecnología: 2025

Energía inalámbrica

No es un concepto nuevo, el hombre desde siempre soñó con poder utilizar la energía sin la necesidad de conectarse a un lugar físico. La transmisión de energía inalámbrica hoy en día ya es un concepto muy buscado, no solo por algunos soñadores sino por las grandes compañías que son líderes en el campo tecnológico.

Wireless energy transfer o wireless power transmission es el proceso que toma lugar en cualquier sistema donde la energía eléctrica es transmitida desde su fuente de potencia a una carga eléctrica, sin la utilización de cables para conectar a la red eléctrica. Aprovecha mediante variaciones en el flujo magnético poner en marcha la capacidad de transmitir a distancia electricidad sin necesitar ningún medio, ya sea sólido o algún tipo de conductor.



En 1897, Nikola Tesla ideó un sistema de transmisión de electricidad inalámbrico, de tal suerte que la energía podría ser llevada de un lugar a otro mediante ondas. Dicho sistema se basaba en la capacidad de la ionosfera para conducir electricidad. Actualemente no se aplica a transmisión eléctrica de potencia debido principalmente a un factor meramente comercial como lo es la dificultad de llevar el consumo de cada usuario para su posterior facturación y a la imposibilidad de controlar las ondas electromagnéticas en el ambiente. Principalmente por estos aspectos los gobiernos de primer mundo no han incentivado ni invertido grandes cantidades de dinero para la investigación de estas tecnologías útiles pero no rentables. En los últimos años la proliferación de recursos electrónicos portátiles (portátiles, smartphones, etc.) que requieren la recarga constante de sus baterías han reactivado nuevamente las inversiones e investigación en el sector. Actualmente la tecnología está siendo desarrollada entre otros lugares por investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusets, que pretenden obtener alternativas a los tradicionales cables y enchufe. Hoy en día se puede adquirir a un costo moderado esta tecnología, en un futuro cercano la adquisición de equipos completos de bajo costo como producto de la masificación sería muy fácil.

Con la transmisión de energía inalámbrica se busca la optimización de los recursos disponibles, ya que ésta maneja efectivamente la distribución energética. En contraposición a lo que ocurre con los campos eléctricos, que producen una respuesta en los seres vivos, los campos magnéticos tienen una influencia prácticamente nula en los seres vivos. Gracias a esta ventaja este tipo de tecnología no supondría ningún riesgo para la salud porque lo único que viaja por el aire es un campo magnético, no corrientes eléctricas ni ondas de radiofrecuencia. Los candidatos a esta tecnología son especialmente son gadgets como smartphones, MP3 players, control remoto, juguetes, portátiles. Conforme la tecnología evolucione irán apareciendo productos cada vez más innovadores en referencia a este sistema.

Madurez esperada de la tecnología: 2025

Economía de hidrógeno

La economía de hidrógeno es un modelo económico energético alternativo al uso de combustibles fósiles, en el cual la energía, para su uso básico en los medios de transporte, se almacena como hidrógeno (H2) o dihidrógeno. El hidrógeno se ha propuesto como sustituto de los combustibles fósiles como la gasolina y el diésel (gasóleo) utilizados actualmente en automóviles y como sistema de almacenamiento de energías renovables.

El Hidrógeno es el elemento más pequeño y simple que existe. Es también el más abundante del universo. Pese a esto, en nuestro planeta casi no se encuentra libre sino que se halla combinado químicamente formando agua, materia orgánica e hidrocarburos como gas natural y petróleo. Por esta razón, hace falta consumir energía para poder producirlo y no se trata de una fuente de energía primaria sino de un “vector energético” disponible para almacenar y transportar energía limpia en todo el mundo.



El Hidrógeno tiene varias propiedades particulares, posee un extraordinario poder calorífico, el triple que la mayoría de los hidrocarburos. Además se trata de un combustible limpio y renovable. La economía del Hidrógeno busca utilizar fuentes de energía renovables y limpias como la eólica, la solar y la oceánica para producir H por diversos métodos. Esta red energética del Hidrógeno sería una revolución similar a la de internet, ya que los consumidores pasivos de hoy participarían activamente del suministro energético, contando con recursos naturales e H como patrimonio común. En conjunción se utilizaría una red de distribución de energía "inteligente" que utilizase la tecnología para optimizar la producción y la distribución de electricidad con el fin de equilibrar mejor la oferta y la demanda entre productores y consumidores. La economía del hidrógeno proporcionaría varios beneficios, incluyendo aire limpio e independencia energética en todo el mundo. Sin embargo, faltan varias décadas para que un sistema energético basado en hidrógeno pueda ser implementado en nuestras ciudades. Aún resta mucho camino tecnológico por recorrer.

Madurez esperada de la tecnología: 2030


Innovación en baterías

Los problema actualmente de las baterías se resumen en su capacidad para almacenar electricidad y la (escasa) velocidad a la que se cargan. Ambos aspectos no han experimentado mejoras revolucionarias en los últimos años y las actuales baterías poco menos que mantienen el tipo ante las exigencias actuales.

Dispositivos como los móviles tienden a tener menos autonomía ahora en relación o en proporción a modelos antiguos al evolucionar éstos más rápidamente que la tecnología de almacenamiento de energía. Aún es necesario desarrollar baterías más ligeras y capaces. Y también baterías más baratas. Es cierto que ha habido ciertas mejoras en los últimos años pero la mayoría de los avances están confinados en el laboratorio. Aplicando la nanotecnología en el desarrollo de nuevo electrodos los investigadores han logrado multiplicar por varios enteros la capacidad de una batería convencional de iones de litio. Aunque en este caso sí que aún se trata de desarrollos de laboratorio los nanotubos de carbono se han mostrado muy eficientes en el almacenamiento de la carga eléctrica. Su menor tamaño, de una milmillonésima parte de un metro, permite baterías de menor volumen y mayor densidad, con más capacidad de almacenamiento.

Madurez esperada de la tecnología: 2020

Impresión en 3D

Una impresora 3D es una máquina capaz de realizar "impresiones" de diseños en 3D, creando piezas o maquetas volumétricas a partir de un diseño hecho por ordenador. Resultan muy útiles en sectores como la arquitectura o el diseño industrial. En un futuro, se persigue que la tecnología avance lo suficiente como para estar en condiciones de ser utilizada también en procesos de producción industrial. Muchas compañías llevan más de una década utilizando este tipo de impresoras. Las usan para construir prototipos de productos y ver cómo funcionan antes de comenzar la producción a gran escala. Es algo habitual en las industrias aeronáutica y del automóvil.



El Massachusetts Institute of Technology (MIT) investiga desde hace años la creación de máquinas que hacen fabricación digital o, como ellos las llaman, “ensambladoras moleculares programables capaces de construir prácticamente todo”. Una persona diseña un objeto con un programa de modelado. Pongamos, una taza. Conecta el ordenador a su impresora 3D y la máquina empieza a construir ese objeto. En esas impresoras no se introduce papel. En su lugar se utilizan ciertos tipos de resinas, metales o plásticos. La máquina imprime una capa del objeto diseñado por ordenador. A continuación, imprime una nueva capa encima que queda adherida a la anterior mediante láser o algún material que funcione como pegamento. Otra más. Otra más… Y así hasta que el objeto está construido. Siempre hay un material base. Puede ser polvo, líquido o fusionado. Los distintos niveles de capas se van uniendo mediante un sintetizado láser o un aglutinante.

Madurez esperada de la tecnología: 2020

Innovación en materiales

Un móvil que se dobla y se convierte en reloj o una tableta tan elástica como la goma. Así serán los aparatos del futuro gracias a los nuevos materiales que se cuecen en laboratorios. Según los investigadores, el grafeno y el siliceno revolucionarán la electrónica de consumo, al permitir construir baterías flexibles, procesadores más rápidos y pantallas transparentes más finas que el papel. Estos materiales, el grafeno y el siliceno, provienen del grafito y el silicio respectivamente y permiten, entre otras cosas, crear aparatos que puedan doblarse y plegarse para adaptarse a las necesidades de cada momento.

El grafeno entre otras razones, por su condicion bidimensional, tiene unas propiedades excepcionales. Es flexible: puede doblarse y enrollarse; prácticamente transparente, dada su densidad, ni siquiera el átomo de hélio es capaz de atravesarlo. Resulta un excelente conductor de la electricidad, más eficiente que cualquier otro material conocido. Es uno de los más resistentes, superior al acero. Es tan ligero como la fibra de carbono pero mucho más resistente y no genera residuos dañinos para el medio ambiente.Las aplicaciones del grafeno (algunas aún potenciales y otras llevadas ya a la realidad y la práctica) incluyen desde sus usos electrónicos, dadas sus extraordinarias propiedades conductoras y semiconductoras, hasta la futura construcción de ascensores espaciales, pasando por la fabricación de corazas humanas en el ámbito de la seguridad, por ejemplo un chaleco antibalas de una flexibilidad sólo comparable a su extrema resistencia, y tan fino como el papel.


El grafeno, en teoría, es el sustituto perfecto del silicio: permite crear microprocesadores de un átomo de espesor, 500 veces más pequeños que los de silicio y 10 veces más rápidos, de gran resistencia. Es el único material que se puede estirar hasta un 10% de forma reversible. Se cree que en los dos próximos años llegarán las primeras pantallas comerciales fabricadas de grafeno.

El problema, tanto en pantallas como en procesadores, es fabricar grafeno a escala industrial y a bajo coste. La suerte de los gadgets de grafeno dependerá también de otro nuevo material rival: el siliceno. Se ha logrado recientemente desarrollar láminas de silicio de un átomo sobre un soporte de cerámica. Es decir, el mismo grosor que el grafeno. Se están dando los primeros pasos en el desarrollo del siliceno. Pero los experimentos realizados hasta ahora demuestran que puede reunir en un mismo material las características del grafeno con la compatibilidad de los componentes semiconductores actuales.

Madurez esperada de la tecnología: 2020


Materia programable

Claytronics , es un nuevo campo de la ingeniería dedicado al estudio de nano robots programables para conseguir que un objeto cambie su forma, es decir para crear materia programable. Esto que suena a ciencia ficción, es ya una realidad aunque aún se encuentre en fase de desarrollo. Se han conseguido avances muy importantes en este campo, sobretodo en los últimos 3 años. Varias empresas se están dedicando al desarrolo de este tipo de "material" entre ellas: Intel y DARPA (Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa). La idea principal de este proyecto es conseguir que cada átomo del material sea un ordenador microcópico que pueda interactuar con los átomos que tiene alrededor. Esta materia programable estaría compuesta por millones de pequeñas esferas fotovoltaicas y con poder de procesamiento dentro de ellas. A través de la electrostática, estas esferas se moverían de forma relativa entre ellas, cambiando de posición y obteniendo la forma que el usuario necesite. Esto se aplicaría rápidamente a todos los campos, ya que las utilidades de este "material" son infinitas. Intel lo está enfocando más en el desarrollo de ordenadores que cambiarían su forma para mayor comodidad, por ejemplo serían muy pequeños cuando no los estamos utilizando, de esta forma sería más cómodo transportarlos, una vez puestos en marcha adoptarían la nueva forma para que su uso fuera el adecuado, incluso podrían generar auriculares o cualquier otro dispositivo que el usuario necesitase en cada instante.




Por otro lado DARPA se dedica a crear objetos destinados a ayudar a los soldados en combate, en estos momentos están trabajando en una "masa" que se podría programar para adoptar varios objetos útiles para los soldados, por ejemplo la misma "masa" sería una camilla, un martillo, un escudo, o cualquier otra cosa que le queramos programar, una vez terminada su función se volvería a quedar hecha un "masa" sin forma que se guardaría y se transportaría sin esfuerzo. Las aplicaciones previstas para el futuro incluyen muchos otros campos, por ejemplo se habla de muebles hechos de Claytronics. Los científicos anuncian que podremos llevar un puñado de este material en nuestros bolsillos, una “masilla” tecnológica que será capaz de tomar la forma de cualquier objeto.

Madurez esperada de la tecnología: 2035

4 comentarios :

  1. impresoras 3D año de maduracion 2020....me parece que se han adelantado! jaja buenisimo

    ResponderEliminar
  2. Es increible q se pueda lograr todo esto en breve y en el mundo siga existiendo el hambre en 2014. Ojala la tecnologia tambien se pueda ocupar de eso, y de mejorar la produccion y el abastecimiento de los productos basicos de manera eficaz en todo el planeta,

    ResponderEliminar
  3. El hidrógeno parece que no vaya a aplicarse pues conllevaría una dependencia energética excesiva del consumidor. En vez de ello, lo eléctrico alimentado con renovables parece ser el nuevo e imperante paradigma, como el coche comercial con techo de paneles solares que han desarrollado (solar cars). Todo esto teniendo en cuenta que la eficiencia fotovoltaica progresa al estilo Ley de Moore.

    ResponderEliminar